Este año vuelve una de las fiestas más emblemáticas de Galicia, Arde Lucus. ¡¡No te la puedes perder!!

Existe una época del año en que Lugo vuelve a sus antepasados Romanos y esa época es la de su Fiesta de Interés Turístico Gallego, Nacional e Internacional, Arde Lucus.

Esta simbólica fiesta comenzó en 2002 con un único objetivo: rememorar la fundación de la ciudad de Lugo recreando su pasado romano y castrexo. Además de aprovechar que su Muralla Romana ya es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, transforman todo el Casco Histórico durante cuatro días (este año 2023 las fechas son desde el 22 hasta el 25 de Junio).

Estamos seguros de que después de ver su vídeo promocional le harás un hueco en tu agenda.

A la espera del programa oficial donde podréis ver todos los horarios y actividades por día, aquí os dejamos el programa cultural de los últimos meses.

   Os invitamos a visitar toda la PROGRAMACIÓN 
A parte de todo lo que estos días se pueden hacer en la ciudad, recomendamos:

22 de Junio:

Para el primer día, como llegas cansad@ del viaje, te recomendamos un plan más relajado y turístico.

Nuestro punto de partida puede ser en la Plaza Mayor. Desde ahí podemos contemplar la Casa Consistorial y la gran variedad de bares y tiendas a sus alrededores, donde puedes pasar un buen tiempo de ocio.

Moviéndonos un poco, a dos minutos, nos encontramos con la simbólica Catedral de Lugo, dependiendo la hora de llegada podrás disfrutar de su interior y de su destacado museo.

A su lado la famosísima Muralla Romana , la cual podrás dar un largo paseo y disfrutar de las vistas de la comarca. Además podrás observar el destacado mural de Julio César que es considerado el mejor mural del Mundo.

Ya que nos encontramos en el centro de la ciudad, podremos presenciar, el encendido del Fuego Sagrado de Vesta para dar inicio las fiestas del Arde Lucus.

Para finalizar o día podemos ir hasta la Rúa Nova, o como le llaman los lugueses «La calle de los vinos», a disfrutar de unas ricas tapas.

Fotografía Original de Ardelucus.com

23 de Junio:   

Después de cargar las pilas con un buen desayuno donde te alojas, que mejor manera de empezar el día con una visita a uno de los museos imprescindibles de Lugo como lo es la Casa dos Mosaicos. En este museo se encuentran restos de una «domus» de finales del siglo III o comienzos del IV y la entrada es ¡GRATUITA!.

 Como la duración de la anterior visita es bastante corta, si quieres seguir conociendo el patrimonio romano de Lugo, te invitamos al Museo Universitario «A Domus do Mitreo». Está situado justo en frente de la fachada de la Catedral y se exponen retos romanos descubiertos al demolerse el Pazo de Montenegro en 1998. En esta visita tienes la opción de tener guías a tu disposición con el inconveniente de que la entrada sería un poco más cara que la entrada general.

Fotografía Original de Adomusdomitreo.com

Para descansar un poco de tanto museo, podemos ir a la Plaza de Santa María, una de las plazas más bonitas, donde encontramos los restos de una piscina romana del siglo IV d.C. Después de visitar esta preciosa plaza podréis degustar la señalada gastronomía de Lugo.

Después de cargar pilas y disfrutar de una gran comida, podemos acercarnos al Macellum, el punto de reunión por excelencia que está en constante actividad y donde encontrarás mercancías exóticas, magia… y todo lo que no te esperas. Podréis pasear por las calles disfrutando de sus diferentes olores, colores y productos que ofrece cada una de las casetas.

Una de las cosas más características del Arde Lucus son sus campamentos, donde conviven legionarios, gladiadores, romanos con diferentes tribus castreñas. Una cosa que los caracterizan es que hacen Obradoiros de diferentes clanes, como el que hacen en el Parque Rosalía de Castro.

Otra de las actividades de diversión de la antigua Roma eran el teatro y el circo; lo magnífico de esta fiesta es que hacen representaciones de peleas y pequeñas obras de teatro.

La última visita será el corazón de la ciudad, la Plaza do Campo. Está situada en la calle nombrada anteriormente, «La calle de los Vinos», donde disfrutarás de las tamborradas de romanos y castrexos desfilando por las calles.

24 de Junio:

Volvemos a la ruta, hoy empezamos por visitar una de las mejores colecciones que podrás ver, el Museo Provincial de Lugo.

Antiguamente fue un convento el cual aún quedan alunas estancias, incluido un claustro del siglo XV o las cocinas. Este museo cuenta con piezas artísticas, arqueológicas y de orfebrería del patrimonio cultural lucense.

Fotografía Original de Museos.xunta.gal 

En esa misma plaza también podréis visitar la bonita Iglesia de San Pedro asociada a los franciscanos. Es una construcción que data entre los siglos XIV y XVI.

Seguimos el recorrido hasta la Diputación Provincial de Lugo. En otros tiempos fue el Palacio de San Marcos, estaba destinado a ser usado como un hospital aunque finalmente llegó a ser biblioteca, instituto y sede de la Diputación Provincial.

Frente al palacio, se encuentra unos restos de un acueducto romano del siglo IV el cual puedes verlo a través de una cristalera.

Retomando la ruta, a dos minutos, nos encontramos en la Plaza de Ferrol; un pequeño espacio arbolado donde se encuentra el Cuartel de San Fernando del siglo XVIII de estilo neoclásico.

Por la parte de atrás de la plaza, se encuentra la Iglesia de San Froilán, un templo del Antiguo Hospital de San Bartolomé.

Podemos hacer una parada para recargar las pilas y seguir conociendo la ciudad romana, y de que mejor manera que yendo a la Plaza de Abastos; un lugar para conocer un poco la vida cotidiana de los lugueses. No lo podrás evitar, toda la gente que entra acaban picando, ¡Menuda empanada gallega que tienen en Lugo!

Fotografía Original de Galiciaxa.com

Ya con la barriga llena, seguimos la ruta. Justo a las afueras de esa misma calle te puedes encontrar con un trozo de muro romano, de los cimientos de un edificio de hace casi 2000 años.

A lado, tienes la Iglesia do Convento de San Domingo, otro ejemplo de la arquitectura gótica, comenzada en el siglo XIII.

A tan solo un minuto de la Iglesia se encuentra el Monumento Bimilenario. Es un monumento en forma de Águila ubicada sobre una columna de bronce, la cual se levantó para celebrar el segundo milenio de la fundación de la ciudad por los romanos.

Ya que estamos cerca del centro, puedes acercarte a visitar alguno de los campamentos más destacados de la festividad y conocer como vivían antiguamente día a día en este pueblo.

Como ya comentamos anteriormente, una de las actividades más aclamadas del Arde.Lucus son el teatro y el circo. Tendremos la posibilidad de contemplar la representación de luchas de gladiadores en la arena.

Para entrar en el Circo debes comprar una entrada y se recomienda ir caracterizado para que te puedas meter en la piel de un romano o de un castrexo y sentir lo que hacían o veían ellos en aquellos tiempos. Si no tienes ningún disfraz de romano o de castrexo, no te preocupes en la web de Arde.Lucus te recomiendan tiendas donde puedes adquirirlos.

Fotografía Original de Ardelucus.com

¿Quieres asistir a un desfile? Todos los años en esta festividad se realiza un desfile por la Ronda da Muralla de todas las asociaciones de romanos y castrexos que realizan el Arde Lucus.

Después de realizar todas estas actividades, toca ¡tomarse un descanso!. Podemos ir a la querida calle de los vinos a disfrutar del ambiente y del desfile que se realiza con Fachos (fuego que se encendía antiguamente en la cumbre de un bosque para la guía de marineros).

La última actividad y a lo mejor la que más te puede llamar la atención, es disfrutar de un concierto para finalizar el día con un espectáculo de música celta.

25 de Junio:  

Último día por esta ciudad romana. Tenemos planeado un programa mucho más tranquilo.

Para iniciar la ruta de hoy, primero visitaremos la Antigua Cárcel de Lugo. Dicha cárcel, ambientada en la época de la guerra y la posguerra, acogió a por lo menos 900 presos.

Fotografía Original de Premiosarquitectura.xunta.gal

Al ser el último día pensamos que sería una buena idea dar un paseo tranquilo por el fabuloso Paseo Fluvial al lado del Río Miño, donde comienza en el puente romano el cual transcurre por las orillas del Miño.

Ya que estamos en el río Miño ¿Qué mejor plan que realizar un picnic en sus verdes prados?, para descansar un poco y después seguir hasta el final.

Una vez finalizado el recorrido del paseo del Río Miño, podemos ir hasta el centro y ver obradoiros que aún quedan del Arde Lucus.

Para finalizar esta conmemoración, podemos asistir al apagado del Fuego Sagrado de Vesta y despedirnos de Arde Lucus hasta el próximo año.

         Está claro que la oferta de actividades será amplia y muy variada, así que os invitamos a visitar la PROGRAMACIÓN
¡¡Deseamos que disfrutéis estos días!!