Las primeras bodegas de Galicia han abierto sus puertas para la época de mayor actividad