Haciendo el Camino Portugués podrás recorrer, a pie y libre de equipaje paisajes espectaculares a orillas del río Miño desde la frontera con Portugal.