Los gallegos somos amantes de la buena gastronomía y el verano es el momento perfecto para disfrutar de las mejores fiestas gastronómicas.