Llegar a «Santiago de Compostela» después de haber recorrido el Camino tiene mérito y su correspondiente recompensa, la Compostela. Este documento es conocido por la mayoría de los peregrinos, pero existen otras dos certificaciones menos conocidas pero igual de interesantes y que cada vez suscitan un mayor interés entre los peregrinos. Se trata de la Fisterrana y la Muxiana que se pueden conseguir al llegar a los respectivos destinos. En este post os queremos explicar qué son y cómo se consiguen la Compostela, la Fisterrana y la Muxiana.

La Compostela

El documento tradicional más demandado por los peregrinos y que se expide, desde hace siglos, a quién ha realizado el Camino de Santiago por motivos religiosos o de fe. Para obtener la Compostela has de acreditar haber caminado al menos los últimos 100 Kms hasta Santiago de Compostela, o los últimos 200 Kms si has hecho el Camino de Santiago en bicicleta. Tal y como ya os explicamos en nuestro post sobre la «Credencial del Peregrino», podrás conseguir tu Compostela en la «Oficina de Acogida del Peregrino», en la Rúa das Carretas nº33 de Santiago de Compostela, que se encuentra a unos 200 metros de la catedral. Para ello deberás presentar tu Credencial de Peregrino certificando tu paso por cada una de las etapas necesarias.

La Compostela

La Fisterrana

En 1.997 el Ayuntamiento de Fisterra creó un documento acreditativo para los peregrinos que hacían el recorrido de Santiago de Compostela a Finisterre y decidían prolongar su Camino hasta el fin del mundo, este documento es la Fisterrana. Para certificar tu peregrinación deberás utilizar la misma Credencial del Peregrino que sirve para obtener la Compostela, ya que no existe ninguna credencial especial para este sentido. Fisterra es el fin figurado de la Tierra y por ese motivo muchos peregrinos deciden finalizar su Camino en este lugar. Si así lo has decidido podrás recoger tu Fisterrana en el «Albergue de Fisterra».

Fisterrana

La Muxiana

Dice la leyenda que la Virgen llegó en una barca para infundir ánimos a Santiago cuando predicaba en Hispania. Este y otros relatos hablan de los viajeros que llegaron a la Costa da Morte a través de esta ruta que hoy está más viva que nunca, que dejará de ser una prolongación para convertirse en una experiencia obligada tras la llegada a Santiago de Compostela. A parte de disfrutar de unos paisajes únicos, al llegar a Muxía podrás conseguir la Muxiana en su «Oficina de Turismo», presentando la misma Credencial del Peregrino sellada durante tu recorrido desde Santaigo de Compostela hasta Muxía.

La Muxiana

Ritos y Tradiciones del Camino de Santiago

Si has decidido realizar estas etapas del Camino, después de haber llegado a Santiago de Compostela, debes conocer una serie de rituales purificadores con el fin de acabar de un modo simbólico el Camino de Santiago y comenzar una nueva vida liberándote de los pecados y la carga material. Para completar este ritual en primer lugar debes bañarte, preferentemente en la playa de Langosteira, para conseguir la purificación del cuerpo. El segundo rito consiste en quemar la ropa para deshacerse de todo lo material y comenzar la nueva vida del modo más puro, este ritual actualmente está prohibido debido a que las quemas no se hacían de forma controlada y esto provocó varios incendios en las proximidades. La tercera tradición consiste en asistir a la misa para los peregrinos que hacen el Camino de Santiago por motivos religiosos. Por último está ver la puesta de sol, nuestra parte favorita del ritual, que representa la muerte y la resurrección, y que será el final de esta tradición que realizan los peregrinos al terminar su Camino de Santiago en Fisterra.

Atardecer en Fisterra

Al finalizar tu Camino, además de disfrutar de uno de los mejores atardeceres del mundo y ver esconderse el sol en la inmensidad del océano Atlántico, podrás conseguir las tres distinciones que certifican haber llegado a Santiago de Compostela, Fisterra y Muxía. La Compostela, la Fisterrana y la Muxiana serán tu recompensa. Después de un largo recorrido durante el Camino y un grato recuerdo de haber vivido una aventura especial y una experiencia única.

Consulta nuestras opciones para «hacer el Camino de Santiago con SienteGalicia»