8 razones para visitar Galicia en invierno

No descubrimos nada nuevo si empezamos diciendo que los paisajes de Galicia siempre están a la altura de las expectativas, pero hablamos con mucha gente que nos dice que temen acercarse a nuestra comunidad en pleno invierno. Si eres de los que piensa así es porque no has vivido la experiencia de caminar con montañas blancas de fondo, construir un muñeco de nieve entre pallozas de cuento, practicar deportes únicos del invierno o sumergirte en aguas que alcanzan los 67ºC. A continuación te presentamos varias razones por las que debes visitar Galicia en invierno y te aseguramos que no te vas a arrepentir.

Báñate al aire libre en invierno

En Galicia somos muy afortunados por la gran cantidad de maravillas naturales que tenemos. Una de estas maravillas son las fuentes termales, que hacen posible que darse un chapuzón al aire libre en invierno sea una de las actividades más atrayentes, además de tener reconocidos beneficios terapéuticos. El paraíso termal es Ourense; sus charcas, pozas y piscinas naturales lo convierten en el entorno perfecto para darse un baño calentito en invierno y vivir una experiencia más que placentera.

→ Echa un vistazo a nuestras «Escapadas con acceso a las termas»

Esquía en las montañas gallegas

Hablar de turismo de invierno sin pensar en esquí es imposible. Pese a que en Galicia sólo hay una estación de montaña, la de Cabeza de Manzaneda es una de las más importantes de la península ibérica. Ubicada en la provincia de Ourense, entre Pobra de Trives y Manzaneda, estamos ante una estación de montaña que cuenta con una amplísima oferta de actividades para aprovechar sus 23 pistas homologadas de Esquí Alpino. Sin duda, es «una de nuestras escapadas favoritas cuando la nieve cubre Galicia».

→ Echa un vistazo a nuestras «Escapadas a Cabeza de Manzaneda»

Haz el Camino de Santiago en invierno

Aventurarse a hacer el «Camino de Santiago» siempre es especial, pero en invierno esta aventura es completamente diferente. El paisaje, bañado por la nieve en las montañas de Galicia, va creando un escenario único. Durante los meses de invierno, el Camino de Santiago no estará tan repleto de turistas y será una experiencia mucho más íntima y personal, estarás acompañado únicamente de los sonidos de la naturaleza y de la autenticidad de los pueblos gallegos, que te harán protagonista de tu propia aventura hasta llegar a la «Catedral de Santiago de Compostela».

→ Atrévente a hacer el «Camino de Santiago organizado»

Visita O Cebreiro, el pueblo de las pallozas y la nieve

Además de ser el punto de partida de muchos peregrinos, O Cebreiro es conocido por sus casitas circulares de piedra y por ser uno de los «mejores lugares de Galicia para disfrutar de la nieve». Pedrafita y el conjunto monumental de O Cebreiro, así como todo su entorno, son poblaciones que merece la pena conocer en cualquier época del año, pero tienen algo especial en invierno. El manto blanco que cubre sus campos, sus calles y sus pallozas creando una imagen de postal que se convierte en el objetivo de las cámaras de muchos turistas en la época de nieve.

Fotografía original de @javi_penelas

→ Echa un vistazo a nuestras «Escapadas a O Cebreiro»

Las camelias, la nota de color en invierno

Cuando la mayoría de los jardines están tristes, con poco color y sin apenas flores, hay una excepción que da color a nuestro invierno. Las camelias embellecen los jardines gallegos llenándolos de luz, color y vida. Esta sutil y delicada flor llegada de Oriente tiene una especial floración en los jardines gallegos durante los meses de enero a abril y por ello son muchos los pazos gallegos que celebran exposiciones durante todos los fines de semana.

→ Conoce más sobre la «ruta de la Camelia»

Gastronomía gallega para rebañar el plato

En los meses más fríos lo que más apetece es la comida calentita y de esto los gallegos sabemos un rato. Aunque el cocido es el plato estrella en estas fechas, también hay otras opciones muy atractivas como el pulpo á feira, el lacón con grelos, una buena empanada, el butelo, la androlla o los clásicos mariscos, que entran bien durante todo el año. En una cocina en la que el producto es de una calidad máxima, es fácil entender por qué comer en Galicia es una de las actividades preferidas de los turistas y visitantes.

→ Echa un vistazo a nuestras «Escapadas Gastronómicas»

Recorre los senderos de Galicia en invierno

Aunque para la mayoría el senderismo se asocia a estaciones más cálidas, el invierno viste de un traje muy especial los caminos de Galicia. Sus bosques cubiertos de hojas secas, los charcos, los troncos de árboles desnudos, las gotitas de agua en cada hoja… Abrígate, ponte un calzado todoterreno y libérate de excusas, así conocerás un sinfín de paisajes preciosos que te dejarán sin palabras.

→ No te pierdas las mejores «rutas de senderismo en la Ribeira Sacra»

Piedras mojadas en Santiago de Compostela

Si dicen que en Galicia la lluvia es arte, en su capital esta frase toma un significado especial y en invierno Santiago cobra un atractivo muy especial. Las calles compostelanas lucen con un brillo diferente cuando las precipitaciones empapan sus piedras, pasear por ellas y ver el reflejo de preciosos monumentos reflejado en los charcos te envolverá en una atmósfera mágica. Y si no te gusta mojarte, siempre tienes sus conocidos soportales a los que puedes correr para resguardarte de la lluvia.

→ Echa un vistazo a nuestras «Escapadas en Santiago de Compostela»

Un comentario en “8 razones para visitar Galicia en invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*